Lecciones robledistas

Lecciones Robledistas imagen

Las Lecciones Robledistas son enseñanzas vinculadas a la vida diaria, cuidadosamente seleccionadas cada semana, y que se utilizan por las Directoras de Grupo de la Primaria y los coordinadores de Grado del Bachillerato, para entablar un diálogo productivo y edificante con los muchachos, en el marco de una formación marcada por una ética individual y unos valores civiles que lleven a nuestros muchachos a ser ciudadanos cabales.

Umberto Eco Las redes sociales

"Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que antes hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Entonces eran rápidamente silenciados, pero ahora tienen el mismo derecho a hablar que un Premio Nobel. Es la invasión de los imbéciles". Eco al diario La Stampa, junio de 2015).


Lecciones robledistas/Pícaros/04/09/2017

Los pícaros

Benjamín Franklin, uno de los más grandes hombres de América, decía: “Si los pícaros supieran lo conveniente que es ser honrados, serían honrados por picardía”, dando a entender que por el buen camino siempre se obtienen mejores logros que por el del engaño.

En algunas partes… la corrupción ha llegado a ser una cultura muy especial que considera que el que no entra en ella, es tenido como un bobo o un incapaz, a un buen estudiante que no copia, como a un lerdo y al que todo lo consigue fácil como a un héroe.


Lecciones robledistas/Legitimidad/05/09/2017

Legitimidad de la autoridad

El papel de la autoridad política es insustituible a la hora de poner orden entre los seres humanos y la sociedad.

Toda autoridad política que no está enraizada en el consentimiento popular y que no interpreta las aspiraciones auténticas de los ciudadanos es arbitraria y, por consiguiente el orden garantizado por ella es un orden injusto.


Lecciones robledistas/Paz en la tierra/08/08/2017

Pacem in terris (1)

El 11 de abril de 1963, hace 54 años largos, se publicó en Roma la carta Pacem in terris que es un llamado a vivir en la paz, siempre anhelada pero frenada por la condición humana, siempre humana. Hoy está tan vigente como lo son los derechos del hombre y la dignidad humana.

9. En toda convivencia humana bien ordenada y provechosa hay que establecer como fundamento el principio de que todo hombre es persona, esto es, naturaleza dotada de inteligencia y de libre albedrío, y que, por tanto, el hombre tiene por sí mismo derechos y deberes, que dimanan inmediatamente y al mismo tiempo de su propia naturaleza. Estos derechos y deberes son, por ello, universales e inviolables y no pueden renunciarse por ningún concepto.

11. Puestos a desarrollar, en primer término, el tema de los derechos del hombre, observamos que éste tiene un derecho a la existencia, a la integridad corporal, a los medios necesarios para un decoroso nivel de vida, cuales son, principalmente, el alimento, el vestido, la vivienda, el descanso, la asistencia médica y, finalmente, los servicios indispensables que a cada uno debe prestar el Estado. De lo cual se sigue que el hombre posee también el derecho a la seguridad personal en caso de enfermedad, invalidez, viudedad, vejez, paro y, por último, cualquier otra eventualidad que le prive, sin culpa suya, de los medios necesarios para su sustento.


Lecciones robledistas/Ética/06/09/2017

Toda actividad humana tiene un fin: el bien

“Todo arte y toda investigación e, igualmente, toda acción y libre elección parecen tender a algún bien, por esto se ha manifestado, con razón, que el bien es aquello hacia lo que todas las cosas tienden. Sin embargo, es evidente que hay algunas diferencias entre los fines, pues unos son actividades y los otros obras aparte de las actividades; en los casos en que hay algunos fines aparte de las acciones, las obras son naturalmente preferibles a las actividades!”.


Lecciones robledistas/Paz en la tierra/09/08/2017

Pacem in terris (2)

El 11 de abril de 1963, hace 54 años largos, se publicó en Roma la carta Pacem in terris que es un llamado a vivir en la paz, siempre anhelada pero frenada por la condición humana, siempre humana. Hoy está tan vigente como lo son los derechos del hombre y la dignidad humana.

13. También es un derecho natural del hombre el acceso a los bienes de la cultura. Por ello, es igualmente necesario que reciba una instrucción fundamental común y una formación técnica o profesional de acuerdo con el progreso de la cultura en su propio país. Con este fin hay que esforzarse para que los ciudadanos puedan subir, sí su capacidad intelectual lo permite, a los más altos grados de los estudios, de tal forma que, dentro de lo posible, alcancen en la sociedad los cargos y responsabilidades adecuados a su talento y a la experiencia que hayan adquirido.

21. También surge de la naturaleza humana el derecho a la propiedad privada de los bienes, incluidos los de producción, derecho que, como en otra ocasión hemos enseñado, constituye un medio eficiente para garantizar la dignidad de la persona humana y el ejercicio libre de la propia misión en todos los campos de la actividad económica, y es, finalmente, un elemento de tranquilidad y de consolidación para la vida familiar, con el consiguiente aumento de paz y prosperidad en el Estado.


Lecciones robledistas/Sospecha/07/09/2017

La sospecha

“Un hombre perdió su hacha; y sospechó del hijo de su vecino. Observó la manera de caminar del muchacho –exactamente como un ladrón. Observó la expresión del joven –idéntica a la de un ladrón. Observó su forma de hablar –igual a la de un ladrón. En fin, todos sus gestos y acciones lo denunciaban culpable de hurto.

Pero más tarde, encontró su hacha en un valle. Y después, cuando volvió a ver al hijo de su vecino, todos los gestos y acciones del muchacho le parecían muy diferentes a los de un ladrón”.

Lie Zi - Fábulas antiguas de China


Lecciones robledistas/Paz en la tierra/10/08/2017

Pacem in terris (3)

El 11 de abril de 1963, hace 54 años largos, se publicó en Roma la carta Pacem in terris que es un llamado a vivir en la paz, siempre anhelada pero frenada por la condición humana, siempre humana. Hoy está tan vigente como lo son los derechos del hombre y la dignidad humana.

35. Por esto, la convivencia civil sólo puede juzgarse ordenada, fructífera y congruente con la dignidad humana si se funda en la verdad. Esto ocurrirá, ciertamente, cuando cada cual reconozca, en la debida forma, los derechos que le son propios y los deberes que tiene para con los demás. Más todavía: una comunidad humana será cual la hemos descrito cuando los ciudadanos, bajo la guía de la justicia, respeten los derechos ajenos y cumplan sus propias obligaciones; cuando estén movidos por el amor de tal manera, que sientan como suyas las necesidades del prójimo y hagan a los demás partícipes de sus bienes, y procuren que en todo el mundo haya un intercambio universal de los valores más excelentes del espíritu humano. Ni basta esto sólo, porque la sociedad humana se va desarrollando conjuntamente con la libertad, es decir, con sistemas que se ajusten a la dignidad del ciudadano, ya que, siendo éste racional por naturaleza, resulta, por lo mismo, responsable de sus acciones.


Lecciones robledistas/Paz en la tierra/11/08/2017

Pacem in terris (4)

El 11 de abril de 1963, hace 54 años largos, se publicó en Roma la carta Pacem in terris que es un llamado a vivir en la paz, siempre anhelada pero frenada por la condición humana, siempre humana. Hoy está tan vigente como lo son los derechos del hombre y la dignidad humana.

53. Todos los individuos y grupos intermedios tienen el deber de prestar su colaboración personal al bien común. De donde se sigue la conclusión fundamental de que todos ellos han de acomodar sus intereses a las necesidades de los demás, y la de que deben enderezar sus prestaciones en bienes o servicios al fin que los gobernantes han establecido, según normas de justicia y respetando los procedimientos y límites fijados para el gobierno. Los gobernantes, por tanto, deben dictar aquellas disposiciones que, además de su perfección formal jurídica, se ordenen por entero al bien de la comunidad o puedan conducir a él.

 


Lecciones robledistas/Orden: paz/22/05/2017

El orden entre los seres humanos, fundamento de la paz

Es claro, que el derecho natural, entendido como la posibilidad de satisfacer las necesidades fundamentales de las personas, constituye la plataforma de encuentro entre todos los hombres. La paz no se puede construir por fuera de esta perspectiva.

La paz se encuentra inevitablemente vinculada a un orden social, garantizado por la competente autoridad política. En muchos países del mundo no hay orden y parece que sus relaciones no pueden orientarse sino a las malas.

El orden necesariamente es la promoción del respeto a la dignidad humana. El orden fundado en el derecho del más fuerte o sobre el privilegio de unos cuantos frente a otros es injusto. El orden se apoya en la verdad, se realiza en la justicia, se completa con la ayuda mutua y encuentra en la libertad el equilibrio cada día más razonable y más humano.


Lecciones robledistas/El desencantado/23/05/2017

El drama del desencantado (microrrelato)

…el drama del desencantado que se arrojó a la calle desde el décimo piso, y a medida que caía iba viendo a través de las ventanas la intimidad de sus vecinos, las pequeñas tragedias domésticas, los amores furtivos, los breves instantes de felicidad, cuyas noticias no habían llegado nunca hasta la escalera común, de modo que en el instante de reventarse contra el pavimento de la calle había cambiado por completo su concepción del mundo, y había llegado a la conclusión de que aquella vida que abandonaba para siempre por la puerta falsa valía la pena de ser vivida.

Gabriel García Márquez


Lecciones robledistas/Montessori/24/05/2017

El niño es el padre del hombre María Montessori (1870-1952) observó que el niño posee dentro de sí el patrón para su propio desarrollo (bio-psico-social). El niño se desarrolla plenamente, cuando se permite que este patrón interno dirija su propio crecimiento. Construye así su personalidad y su propio conocimiento del mundo, a partir de ese potencial interior.

"El niño es el padre del hombre", decía, ya que es el niño quien se crea a sí mismo revelando la persona en la que puede transformarse. Esa transformación es su principal tarea, una tarea intensa e incesante que lleva a cabo naturalmente y con una inmensa alegría. María Montessori sostuvo que la alegría del niño debe ser tomada como un indicador de los aciertos del sistema educativo.

Article taken from Science Magazine: Evaluating Montessori Education, from Angeline Lillard and Nicole Else-Quest.


Lecciones robledistas//25/05/2017

El lugar donde las heridas nunca sanan

(Inconvenientes para la paz en Colombia…)

Debemos comprender, pues, que es muy grande el peligro de odiar hasta tal punto que se recurra a todos los medios disponibles para vengarse de la persona que se detesta. Además: desterremos la idea de que este país es el lugar donde las heridas nunca sanan.



Lecciones robledistas/El adivino/15/05/2017

Siempre hay personas que pretenden dirigir lo que no les corresponde, pero no pueden manejar sus propios asuntos.

El adivino

Instalado en la plaza pública, un adivino se entregaba a su oficio. De repente se le acercó un quídam, (Quídam: Sujeto despreciable y de poco valer, cuyo nombre se ignora o se quiere omitir), anunciándole que las puertas de su casa estaban abiertas y que habían robado todo lo que había en su interior. Levantóse de un salto y corrió, desencajado y suspirando, para ver lo que había sucedido. Uno de los que allí se encontraban, viéndole correr, le dijo:

-Oye, amigo: tú que te picas de prever lo que ocurrirá a los otros, ¿por qué no has previsto lo que te sucedería a ti?

Esopo


Lecciones robledistas/El pato y la serpiente/16/05/2017

Mejor aprender mucho de algo, que algo de mucho.

El pato y la serpiente

Un pato, que era muy orgulloso, se paseaba por la orilla del estanque y mientras miraba el agua cristalina, hablando en voz alta decía: -¡cuán valioso soy!, mucho más que nadie, puesto que poseo más dones juntos que los demás animales. Soy de agua, tierra y aire; puedo volar, nadar y caminar. Una serpiente que pasaba a su lado, lo escuchaba con atención y como su lengua era muy afilada, no tardo en emitir su opinión. -¡Menos orgullo señor pato!, o acaso usted nada como los peces? o ¿corre como una gacela? o tal vez ¿vuela como un águila?. El pato no respondió y se quedó en silencio, mientras la serpiente completó su diálogo diciendo,-Ud. todo lo hace a medias.

Tomás de Iriarte


Lecciones robledistas/El buen rey león/17/05/2017

Cuando en un Estado se practica la justicia, los humildes pueden vivir tranquilos..., pero no deben atenerse.

El buen rey león - Cualquier coincidencia no tiene nada que ver con la realidad.

Había un león que no era enojoso, ni cruel, ni violento, sino tratable y justo como una buena creatura, que llegó a ser el rey.

Bajo su reinado se celebró una reunión general de los animales para disculparse y recibir mutua satisfacción: el lobo dio la paz al cordero, la pantera al camello, el tigre al ciervo, la zorra a la liebre, etc.

La tímida liebre dijo entonces:

- He anhelado ardorosamente ver llegar este día, a fin de que los débiles seamos respetados con justicia por los más fuertes.

E inmediatamente corrió lo mejor que pudo.

Esopo


Lecciones robledistas/Sabiduría/18/05/2017

Calila y Dimna- El rey y el ave fanza

Hay cinco condiciones que abren, ante quien las posee, todos los caminos del éxito, y le aseguran la amistad y admiración de quienes lo conozcan; le hacen amable la vida en tierra extraña y le conquistan la fortuna, la felicidad y los amigos:

“No hacer el mal a nadie;

ser culto e instruido;

evitar las cosas sospechosas;

tener un noble carácter;

y trabajar con inteligencia”.


Lecciones robledistas/El niño y los dulces/19/05/2017

Nunca trates de abarcar más de lo debido, pues te frenarás.

El niño y los dulces

Un niño metió su mano en un recipiente lleno de dulces. Y tomó lo más que pudo, pero cuando trató de sacar la mano, el cuello del recipiente no le permitió hacerlo.

Como tampoco quería perder aquellos dulces, lloraba amargamente su desilusión.

Un amigo que estaba cerca le dijo: - Confórmate solamente con la mitad y podrás sacar la mano con los dulces-.

Esopo


Lecciones robledistas/Charcos/17/03/2017

Lo charcos y su pedagogía

“La atracción que existe entre los niños y los charcos enloquece a madres y maestras. Su consecuencia inmediata son los calcetines empapados, el piso sucio y los catarros. Sin embargo, como hasta ahora no hemos podido eliminar de la especie el deleite que les causan los charcos de aguas turbias, bien podríamos tratar de aprovechar las ventajas que nos ofrecen.

Los charcos, al fin y al cabo, son gratuitos y están distribuidos muy ampliamente en todo el país. Son parte de la vida natural. Aparecen, duran algún tiempo y luego desaparecen. Cada una de estas etapas ofrece oportunidades para que los niños observen de primera mano varios fenómenos naturales: el estado del tiempo, el agua, los accidentes del terreno, la temperatura, la evaporación, la vida de algunos animales pequeños…”

Shirley Blum


Lecciones robledistas/Labia/16/03/2017

La buena labia: Habilidad para hablar con gracia y convencer

“Hay conversadores que tienen lo que podría llamarse una mente espasmódica. Hacen comentarios ingeniosos sobre asuntos muy diversos, pero el vaivén de su charla lo saca a uno de quicio; sus pensamientos no siguen una secuencia natural. Tras media hora de sacudidas mentales con uno de estos espasmódicos interlocutores, el hablar con un amigo insípido es gran alivio. Es como sentarse un gato en las rodillas después de haber tenido en ellas una ardilla”.

Oliver Wendell Holmes


Lecciones robledistas/Nunca es tarde/15/03/2017

Nunca es demasiado largo y ni tan tarde

“De joven me quedé boquiabierto al leer en Plutarco que Catón el Viejo había empezado a aprender griego a los 80 años. Ahora lo comprendo perfectamente. En la vejez estamos dispuestos a emprender tareas que la juventud esquiva porque se le antojan muy largas”.

W.S. Maugham, en A Writer’s Notebook


Lecciones robledistas/Gato/14/03/2017

El gato y el interrogante emersoniano

En todas las casas debería haber gato, y no solo por su valor decorativo y doméstico, sino porque el felino, en su quietud, es un sedante para los humanos, pocos de los cuales entienden el arte del reposo. Los hombres no sabemos relajarnos.

El gato, en cambio, si decide reposar, no solo se tiende, sino que se derrama como el agua por el suelo. El solo contemplarlo infunde calma. El hombre común levanta los ojos del diario y ruge contra la insensatez y la ineptitud de nuestros legisladores; luego repara en el gato de la familia, que parece plantear todos los días al dueño de casa el interrogante emersoniano: “¿Es para tanto, pobre amito?”

W.L.P.


Lecciones robledistas/El mundo/13/03/2017

El mundo, realidad material

Al hombre culto le importa el mundo y por lo tanto lo ama y lo cuida porque no es un simple escenario de acontecimientos algunos individuales y otros colectivos, sino una realidad material que debe ser protegida, conservada y renovada también para otros. Al fin y al cabo, la defensa de la naturaleza, no se justifica por sí misma sino que debe tener como fin el equilibrio de la relación entre ambiente y hombre, para un mundo más humano y para una mejor calidad de vida cósmica.

Si el mundo material fuera solo una ilusión, como dice la filosofía oriental o solo una copia temporal e imperfecta del verdadero mundo de las ideas, como afirma Platón, entonces todo lo que sucediera en él o en nuestra vida no tendría importancia.


 

 

Lecciones robledistas/Denuncia/06/03/2017

El valor de la denuncia – Decirlo es un deber y un derecho- Dígalo

“El que calla otorga”, es un refrán que indica que el silencio y también la duda, pueden significar estar de  acuerdo o consentir actos ilícitos o que van en contra del bien común, dándolos como válidos.

En nuestra sociedad muchos actos que van en contra de la sana convivencia y del respeto por los demás, se quedan sin corrección o penalización, porque no son denunciados. También en la escuela, el acoso, el irrespeto en el diario vivir o en las redes sociales, no son corregidos porque no son avisados a tiempo.

“denunciar

Avisar o dar noticia de algo.

Promulgar, publicar solemnemente.

Participar o declarar oficialmente el estado ilegal, irregular o inconveniente de algo.

Dar a la autoridad judicial o administrativa parte o noticia de una actuación ilícita o de un suceso irregular.

delatar

Revelar a la autoridad un delito, designando al autor para que sea castigado, y sin ser parte obligada del juicio el denunciador, sino por su voluntad.

Descubrir, poner de manifiesto algo oculto y por lo común reprochable”.

 

Real Academia Española © Todos los derechos reservados


Lecciones robledistas/Gracias/07/03/2017

Aprendamos de verdad a dar gracias

La gratitud no consiste en que el que recibe el beneficio se sitúe ante el benefactor como uno que tiene una deuda que pagarle…no! Y por lo tanto no tiene la necesidad de desplegarse en atenciones para con el bienhechor. Se necesita para el ejercicio de la virtud de la gratitud un corazón bien humano, capaz de reconocer el beneficio recibido y la bondad del otro. Ser agradecidos hace posible una vida social más nutrida y más intensa con vistas a una ayuda mutua que sin duda nos llevará a una convivencia más pacífica y alegre.

 

Entendida de esta forma, la gratitud se destaca como la virtud que ve el bien y lo cultiva, porque nos mantiene en una serena aceptación de nuestros límites y nos anima a hacer el bien portándonos con los demás como nos gustaría que ellos se comportaran con nosotros.


Lecciones robledistas/Mujer/08/03/2017

¡Mujer!

El eterno femenino.

El “Chorus mysticus” que cierra el Fausto de GOETHE, contiene esta frase, que de entonces a la fecha se cita con frecuencia para significar la perdurabilidad del influjo de la mujer en el mundo.

¡Mujer, eterno estío, primavera inmortal.

RUBÉN DARÍO, versos finales de Pensamientos de otoño “Azul…”.

Es la obra de arte más bella y maravillosa que la industria del hombre ha producido; es un delicioso artificio formado con el concurso de todas las artes mecánicas y de todas las artes liberales, obra de todos y goce para todos.

ANATOLE FRANCE, La azucena roja, cap. V, definiendo a la mujer.

Sólo ellas saben hacer hombres.

Napoleón I decía: “El porvenir de los hijos es obra de las mujeres”.


Lecciones robledistas/Declaración/09/03/2017

Declaración de los derechos de la mujer

Artículo 1: La discriminación contra la mujer, por negar o limitar la igualdad de derechos con el hombre, es fundamentalmente injusta y constituye una ofensa contra la dignidad humana.

La Declaración de las Naciones Unidas invita a hombres y mujeres a unir sus fuerzas para persuadir a los gobiernos y a la sociedad para que garanticen el acceso de la mujer a la plena igualdad y en condiciones de participar plenamente en el desarrollo y progreso de su país.

En el año 1967, las Naciones Unidas promulgaron la Declaración sobre la eliminación de la discriminación contra la mujer, que fue reafirmada al año siguiente por la Conferencia Internacional sobre Derechos Humanos, reunida en Teherán.

La reivindicación de “los derechos de la mujer” coincide con el proceso de industrialización de las sociedades occidentales y se desarrolla especialmente en los países de signo socialista, anglosajones, escandinavos y en Alemania.


Lecciones robledistas/Gabo/10/03/2017

El cataclismo de Damocles

“Un gran novelista de nuestro tiempo se preguntó alguna vez si la Tierra no será el infierno de otros planetas. Tal vez sea mucho menos: una aldea sin memoria, dejada de la mano de sus dioses en el último suburbio de la gran patria universal, pero la sospecha creciente de que es el único sitio del sistema solar donde se ha dado la prodigiosa aventura de la vida nos arrastra sin piedad a una conclusión descorazonadora: la carrera de las armas va en sentido contrario de la inteligencia”.

Texto tomado del discurso pronunciado por Gabriel García Márquez el 6 de agosto de 1986 en el aniversario 41 de la bomba de Hiroshima. Conferencia de Ixtapa- Méjico.

 


Lecciones robledistas/ El animal más difícil/01/03/2017 

 

La excelencia de la razón

“Apenas vuelva la luz del día es necesario que los niños vayan a la escuela. Pues ni las ovejas ni otra clase alguna de ganado puede vivir sin pastor, tampoco es posible que lo hagan los niños sin pedagogo ni los esclavos sin dueño. Pero, de entre todos los animales, el más difícil de manejar es el niño; debido a la misma excelencia de esta fuente de razón que hay en él, y que está todavía por disciplinar, resulta ser una bestia áspera, astuta y la más insolente de todas.

…luego hay que darle maestros que lo instruyan en toda clase de disciplinas y ciencias, según conviene a un hombre libre”.

Platón, Las leyes, libro VII


Lecciones robledistas/ Maestro/02/03/2017

 

Buen maestro

“Suelen los maestros no dejar de gritarnos al oído, como quien echa agua por un embudo, y nuestra parte no consiste en más que repetir lo que nos han dicho. Me gustaría que se corrigiese esa práctica y que, desde un comienzo, según los alcances del alma que se le ha confiado, comenzase por hacerla salir a la palestra, determinándola a saborear las cosas, elegirlas y discernirlas por sí misma; unas veces abriéndole camino y otras dejándole que se lo abra ella sola. No quiero que se limite a inventar y a hablar él solo, quiero que también escuche a su discípulo a hablar a su vez”.

MONTAIGNE, Ensayos, libro I, cap. XXVI.

 


Lecciones robledistas/Honor y fama/03/03/2017

 

El honor y la fama

Fama es la buena opinión que se tiene de una persona en conformidad con la cual habla la gente y expresa por tanto de forma positiva el buen nombre, la estima de la persona.

El honor es la manifestación de este buen nombre y designa, por ende, las acciones que expresan honor y que de ordinario nacen directamente de la estima que de alguien se tiene.

En la vida social, la fama, es decir la estima de la honradez, rectitud, virtudes, etc. es necesaria para conquistar y conservar la confianza y amistad del otro y, por tanto, para la tranquilidad en las relaciones con los demás.


Lecciones robledistas/ Un texto inteligente/28/02/2017

 

Educación  religiosa y educación moral

“No puedo aceptar ese punto de vista de los políticos que, incluso si no hay Dios, consideran deseable que la mayoría de la gente sea creyente porque tal creencia anima a una conducta virtuosa. En lo que concierne  a los niños, muchos librepensadores adoptan esa actitud: ¿cómo puede uno enseñar a los niños a ser buenos si no se les enseña religión? ¿Y cómo les vamos a enseñar a ser buenos, respondo yo, si habitual y deliberadamente se les miente acerca de un asunto de la mayor importancia? ¿Y cómo puede ninguna conducta genuinamente deseable necesitar creencias falsas como motivo? Si no tenéis argumentos válidos en favor de lo que consideráis “buena” conducta, lo que falla es vuestra concepción de lo bueno. Y en cualquier caso suele ser la autoridad paterna más que la religión lo que influye en la conducta de los niños. Lo que la religión consigue proporcionarles en la mayoría de los casos son ciertas emociones, no muy directamente ligadas a las acciones y frecuentemente muy poco deseables”.

Bertrand Russell, La educación y el orden social, cap. 8.

 


 

 

Lecciones robledistas/ Sagrado/20/02/2017

 

“Cada uno puede ayudar a construir una cultura de la paz y de la no violencia viviendo cada instante con alegría y gratitud, con la conciencia íntima de que nuestra vida, la vida de todos los seres y la creación son sagradas”.

Mairead Corrigan Maguire, Premio Nobel de la Paz 1976, pacifista de Irlanda del Norte (1944). 


Lecciones robledistas/Porvenir/21/02/2017

La paz como porvenir común

 

Sin duda este mensaje viene de lejos. La cultura de paz es una trama que se ha ido tejiendo durante generaciones en todas las sociedades, donde se la practica sin necesidad de referirse a ella explícitamente. Aquí, tiene por nombre tolerancia, no violencia o justicia, allí, armonía, solidaridad o convivencia cordial.

Por último, que la UNESCO sea cuna de la cultura de paz es algo que está inscrito en su partida de nacimiento “Puesto que las guerras nacen en la mente de los hombres, es en la mente de los hombres donde deben erigirse los baluartes de la paz”, postula desde el comienzo su Constitución.

Afirma también, un poco más adelante, “que una paz fundada exclusivamente en acuerdos políticos y económicos entre gobiernos no podrá obtener el apoyo unánime, sincero y perdurable de los pueblos, y que, por consiguiente, esa paz debe basarse en la solidaridad intelectual y moral de la humanidad”.


Lecciones robledistas/El trabajo/22/02/2017

El trabajo

 

No podemos ocultar que aún en la etapa del colegio entre la exigencia de las materias, el crecimiento personal y las opciones vocacionales, está presente y de qué modo, la perspectiva de lograr a su debido tiempo, un buen trabajo, a partir de ciertas consideraciones tan humanas como prácticas: todos los trabajos son dignos si se ejercen con dignidad; del buen trabajo se origina el soporte en gran parte de una vida digna y se concretiza  la tarea social de humanizar el mundo, con un agregado: el hombre se hace hombre…se autorrealiza.

Por ejemplo, Adam Smith escribió sobre cómo construir un abrigo:

“Observe el hogar de un operario o trabajador en un país civilizado y pujante y percibirá que el número de personas cuya industria ha colaborado en parte, aunque sea pequeña, a proporcionarle acomodo excede cualquier cálculo. El abrigo de lana, por ejemplo, que abriga al trabajador, por tosco y basto que parezca, es el producto del trabajo en colaboración de un gran número de trabajadores. El pastor, el esquilador, el cardador, el teñidor, la hilandera, la tejedora y muchos otros, que deben unir sus diferentes artes para completar incluso ese producto tan cotidiano. Cuántos mercaderes y transportistas deben haberse empleado... cuánto comercio y cuánta navegación... cuántos astilleros, marineros, fabricantes de velas, de cabos...”


Lecciones robledistas/El deporte/23/02/2017

 

El deporte: distensión y distracción

Los desmanes y extravagantes comportamientos de los grandes deportistas propagados por los medios de comunicación, ponen en evidencia una desviación de lo que socialmente ha debido ser el deporte en el ámbito de la convivencia y el reconocimiento de las capacidades físicas y mentales del hombre.

El deporte ha entrado en la vida de todos como un factor de interés general. Índice de ello es la cantidad de prensa deportiva que pasa diariamente por las manos de todos: no hay periódico que no le dedique al menos una página con crónicas de las competiciones o sacando a la luz las polémicas que, se suscitan a cargo de los campeones o de los árbitros o de los propios equipos deportivos y ni hablar de los noticieros de televisión. Sumamos a esto: las barras,  las más bravas y las menos bravas que de todas formas participan de la distorsión de lo que esencialmente ha significado el deporte: distensión y distracción.