Principios filosóficos:

Principios filosóficos:

1. El fundamento de la formación es la moral cristiana. Las acciones deben enmarcarse en una ética emanada de esa concepción del mundo y de las relaciones entre los hombres. La considera el fundamento del orden social. En ese mismo orden de ideas, el Instituto acoge y enseña a la Religión Católica, pero al mismo tiempo respeta la libertad de conciencia y a las demás confesiones.

2. Cree en la democracia y en la validez del anhelo por que todos los hombres tengan igualdad de oportunidades. Por eso, el Instituto debe ser una “escuela de dignidad, honor y respeto a la persona humana”, en la que se prepara a los alumnos para “la tolerancia recíproca, como base de la solidaridad y la convivencia sociales”

3. Entiende la Formación Integral, como Formación Humanista. En otras palabras, cree que todos los saberes son fruto de lo mejor de la especie humana y que al mismo tiempo la engrandecen. Por esa razón, “busca los medios de dotar a sus educandos, de cuantos instrumentos les abran los mejores y más seguros caminos para la vida en relación”.

4. Cree que debe “poner en juego todos los recursos y arbitrios para impartir, dentro y fuera del aula, una enseñanza nacionalista... en el sentido de “situar al estudiante en una oportunidad constante de conocer la realidad de la patria, sus posibilidades y haberes culturales, económicos y sociales, así como su porvenir histórico”. Creemos en la universalidad de la ciencia, de la concepción del mundo, del hombre, de su conducta y de sus ideales, pero en función del medio nacional”.

5. Cree que la Libertad es una conquista que se debe conservar con la disciplina del trabajo. Por eso, la disciplina no debe estar dictada por “amarras que esclavicen” pero tampoco por el facilismo o la relajación. Ambos  extremos ponen en riesgo la libertad.

Principios Pedagógicos:

1. “Orienta, en esencia, la enseñanza, de acuerdo con la legislación oficial, pero con la libertad de introducir asignaturas o actividades que consulten las aptitudes o intereses particulares o que demanden en su hora los intereses colectivos.”

2. Cree que “dentro de la actual organización del mundo”, es “urgente y inaplazable... la enseñanza intensiva y sistemática del inglés desde el Kindergarten. Pero en ninguna manera que ello sea en detrimento del aprendizaje del castellano, por ser consecuente con el propósito más caro, cual es el del cultivo serio y firme de la lengua nacional”.

3. El Instituto tiene en la enseñanza Infantil y Primaria, la base para la consecución de sus postulados. En ellas estriba el vigor del colegio y por eso les concede la mayor importancia.

4. La Educación física, los deportes, las excursiones, “no son más que instrumentos formativos de la personalidad”. En esa condición se enseñan y promueven.

5. Para el Instituto Jorge Robledo, es más importante que “la parte docente propiamente dicha, la formación del hombre social. Por eso aspira a hacer del robledista un ciudadano en quien sean prenda las buenas maneras, el carácter, el respeto de las jerarquías y el discreto señorío, en una época en que la falta de honestidad civil y la ordinariez parecen ser signo de distinción”.